Saltar al contenido

Época emiral

En la cronología de la presencia musulmana en la Península, se conoce como época emiral la que va desde principios del siglo VIII hasta comienzos del siglo X.

Este periodo estuvo marcado por la consolidación de la ocupación del territorio lo que dió lugar a continuos conflictos entre los tres grupos poblacionales del al-Andalus:  la población godo-romana convertida al islamismo conocidos como muladíes, el grupo étnico árabe que dirigía la conquista y las tribus bereberes del norte de África que acompañaron a los anteriores. 

Conocer la complejidad de este triangulo relacional nos ayudará a entender el papel jugado por la fortaleza de Monsalud.

Los muladíes y sus conflictos con Córdoba

En rasgos generales, sabemos que las familias árabes, con los Omeyas a la cabeza, se asentaron en el valle del Guadalquivir estableciendo en Córdoba la capitalidad del al-Andalus. Las tribus bereberes se repartieron por la Meseta, Extremadra y zonas de la Andalucia actual.

La población visigoda, que en el momento de la ocupación controlaban las grandes ciudades al norte de Sierra Morena, como Mérida, Toledo o Zaragoza, consiguieron, a cambio de convertirse al islamismo, ciertas condiciones que respetaban su jerarquía, su estructura social y sus propiedades. Otras poblaciones, menos numerosas, que ocupaban lo que se ha venido en llamar fortificaciones en alturas, siguieron procesos similares. Todos ellos son conocidos como muladíes. Cercano a estos colectivos estaban también los mozárabes, visigodos a los que, a cambio de cargas tributarias, se les permitió continuar con sus prácticas religiosas y organizaciones propias. No obstante, su condición de infieles les situaba en situación más desfavorable.

La convivencia de estos tres grupos, con situaciones, intereses y cuotas de poder diferentes, pasó por alianzas variables y conflictos sociales  que dieron lugar a varias rebeliones urbanas y campañas militares en zonas rurales.

Mérida

Importante ciudad romana, cristiana, visigoda.

Población heterogénea. Rebeliones contra Córdoba.

Conocida en las crónicas musulmanas como ciudad rebelde.

El lugar de Monsalud

La Sierra de Monsalud está situada al sur de la villa de Nogales dentro de su término municipal. Las primeras referencias documentales hacen mención a un castillo musulmán de nombre Mont Salutis durante el siglo VIII y IX, situado en lo alto del Cabezo Mayor. Que durante los primeros siglos de la época musulmana se le conociera por la denominación latina (Mont Salutis=Monte de la salud), hace pensar que su existencia es previa a la ocupación árabe.
Según las crónicas árabes, este castillo desempeñó un papel importante en las luchas entre el emirato cordobés y el muladí Marwan, fundador de la ciudad de Badajoz.

Las luchas de Ibn Marwan y las referencias a Monsalud y Nuqalis

Fuentes árabes hacen referencia al hisn3​ Nuqalis cuando refieren la campaña militar llevada a cabo por tropas emirales en el año 876, contra el rebelde muladí Ibn Marwan fundador de la ciudad de Badajoz. Autores modernos identifican este Nuqalis con el Nogales actual lo que lleva a pensar en la existencia de un poblado fortificado andalusí sobre la base del cerro de Nogales, al menos desde la segunda mitad del siglo IX.4