Saltar al contenido

Introducción

                       

Las noticias referidas a un pequeño pueblo como es Nogales, donde no se han registrado grandes hechos históricos, que no dio nombre a ninguna gran batalla, ni se construyeron monumentos singulares (su castillo y su iglesia son comunes a numerosos pueblos de nuestra geografía), ni fue cuna de personaje reconocido, es escasa y, de haberla, siempre se encuentran escondidas entre trabajos sobre unidades territoriales mayores de la que formó parte; o estudios sobre acontecimientos con los que tuvo alguna relación, aunque fuera mínima.

Por esta razón los contenidos de este trabajo no dependen tanto de una idea estructurada en el tiempo, en el espacio o entroncados en los acontecimientos históricos que sucedieron en el marco más cercano a Nogales, sino de una circunstancia tan pragmática como es la disponibilidad, o no, de noticias históricas encontradas en las publicaciones que, muchas veces por razones del azar, han ido cayendo en mis manos. No obstante, para una mejor compresión, estarán agrupadas según los períodos históricos estandarizados.

Por la misma razón, podemos dar noticias del “Nuqalis” musulmán y en cambio no podemos aportar, al menos por ahora, ningún dato de cómo fue la vida en las tierras nogaleñas durante el florecimiento de una ciudad tan importante y tan cercana como fue la Emérita Augusta romana.

De gran valor serán los trabajos de investigación que tienen como objeto el estudio de la unidad política, administrativa, económica y militar conocida como Señorío de Feria que, centrados en la vida social y económica, la organización administrativa y política o el análisis de sus edificios, nos ofrecerán numerosas noticias: la historia de Nogales, desde la última década del siglo XIV hasta los finales del XIX, podemos afirmar que está estrechamente ligada, en una relación de absoluta dependencia, a la gestación, crecimiento y posterior evolución de la Casa de Feria. Incluso hoy en día, el castillo de Nogales, aunque cedido al Ayuntamiento, sigue siendo propiedad de la Casa de Medinaceli, actual depositaria del título de Duque de Feria.

Igualmente, en los últimos años, han sido publicados varios trabajos que tienen por objeto el conocimiento de entidades muy cercanas a nosotros como son la fortaleza de Monsalud o el hins Nuqalis que aparecen documentados en crónicas musulmanas referidas a la época omeya.

Es mi pretensión mantener el carácter dinámico de esta publicación, abierta a la incorporación de nuevas noticias publicadas sobre el tema de este estudio.

Arriba            Página anterior      Página siguiente